“Antonio y Cleopatra” de Shakespeare

Debo reconocer que, por una variable indeterminada, los dramas y yo no hemos sido tan buenos amigos, ya sea porque no los he tenido muy seguido en mis manos ,o porque siento que le hacen falta esas líneas que tiene la prosa, líneas que describen escenarios majestuosos y detalles que pueden parecer insignificantes, pero que le dan a la historia una cara más clara.

Hace una semana, Antonio y Cleopatra llegó a mí  gracias a una amiga a la cual quiero mucho. Ella me dejó el libro y dije ¿por qué no? Veamos qué tiene Shakespeare para mí.

NOTA: Cabe mencionar que para poder iniciar este libro es importante conocer algunos aspectos sobre la historia de Roma y Egipto.

El drama se centra en una serie de sucesos desarrollados en Egipto y Roma, en los cuales tienen como objetivo acompañar a  Marco Antonio  en el descenso a su ruina, provocado por su deseo sexual y relación con Cleopatra. A su vez, se observa a personajes históricos que luchan por tener un comportamiento acorde a la época, que les permita ser recordados en la historia con gloria y honor.

La principal fuente histórica que tuvo Shakespeare para escribir esta obra fue Vidas paralelas de Plutarco, la cual presenta un conjunto de diversos incidentes, poco sobresalientes  que hacen difícil su transformación a una obra teatral. Esta es la característica de “Antonio y Cleopatra”: carece de grandes acontecimientos -aparte de la muerte de Antonio y Cleopatra- que hacen al lector entusiasmarse, no tiene “picos altos” grandes de suspenso, sin embargo, la elegancia con la los personajes se desenvuelven y las rimas que cantan lo compensa.

FILÓN.- Observadlo con atención, y veréis transformado en loco por una cortesana a quien era una de las tres columnas que sostenían nuestro mundo.

CLEOPATRA (a Antonio).- Dime hasta dónde alcanza tu amor.

ANTONIO.- Muy pobre amor será aquel que pueda medirse.

CLEOPATRA.-Quisiera señalar el límite del tuyo.

ANTONIO.- No te bastaría con la inmensidad del mundo que conocemos.

ACTO I.I

Alrededor de toda la obra, se puede observar cómo diferentes personajes emiten juicios de favor o en contra de Antonio, el cuál era un gran hombre con un corazón noble y valiente para la guerra, pero muy débil para resistirse al amor. Poco a poco vemos materializados los rumores sobre él ,y el final de su vida, el cuál llega en medio de ignominia y su muerte hasta resulta patética. Muy distinta a la muerte de Cleopatra, la cual resulta una ceremonia sagrada.

A diferencia de la prosa a la cual he estado acostumbrada, la obra no se pierde en detalles de cómo piensan los personajes, simplemente observas sus hechos. Personajes volubles y movidos por sus impulsos pasionales que demuestran que no existen verdades absolutas y que el universo está en constante movimiento.

A pesar de su falta de intensidad, su musicalidad lo compensa completamente: me ha gustado mucho y pienso seguir recorriendo este género.

cleopatra3--a

Elizabeth Taylor y Richard Burton en “Cleopatra”, 1963.

 

Bibliografía: Shakespeare, W. (2003) Antonio y Cleopatra. Barcelona, España: RBA Coleccionables, S.A; Pérez Galdós

 

 

 

 

 

 

Anuncios